Edinar

martes, mayo 19, 2015

¿por qué place una fotografia?

El decir que una fotografia es buena o no, muchas veces radica en una percepcion meramente subjetiva —podría decirse, muy entre comillas—, y eso está bien, pues si te apetece una fotografía para decorar o coleccionar y que pertenezca a un ambiente en el cual usualmente estás, querrás tener algo que para ti sea un placer o una puerta, para que así cuando la mires, la imagines, la recuerdes, la leas o cuando la contemples tengas una certeza a la que nadie más tiene acceso.





Más allá de eso, cuando empiezas a ver miles y miles de foto por semanas, por mes o por día como un editor fotografico o un usuario permanente de redes, por ejemplo, existirán muchos caminos por los cuales una fotografia puede ser placentera al verla. desde el propio contexto de la informacion para un editor o un reportero que trabaja en un diario o en el hermoso oficio de informar las cosas como son o modificar la realidad a través de su expresión artística, una fotografía que muestre la información que solo puede ser entendida estando ahi en lugar que sucedió,  será perfecta, sin importar mucho que la imagen se caiga para un lado, que esté un poco desbalanceada de contraste, que haya quedado un poco sobreexpuesta, o que sencillamente el foco no esté bien puesto, digamos, funciona como medio informativo —podré ser tildado de amarillista o mediocre por esto—, si la premura por informar así lo requiere...  si comunica y la censura —¿existe?— lo permite, pero esto último es película de otra calidad y sensibilidad.







Lo expuesto en las ultimas lineas del párrafo anterior, no son una posibilidad hoy en día, donde existe la capacidad de los individuos de producir imágenes que placen de modo estético y comunicativo a selectos grupos de observadores así como las grandes masas ávidas de información y una que otra vez, a una junta directiva completa.

¿Qué place? Es un interrogante diífcil ahora, que han pasado al menos 6 meses o un año desde que escribí el párrafo anterior. Creélo, y está bien, porque el párrafo anterior se veía flojo y buscaba una senisbilidad muy alta para tener un foto cualquiera, rápido. es decir, una salida fácil en el texto.

Es difícil saber los porqués del placer de contemplar algo estático, que no se mueve, que lo mires como lo mires, siempre será lo mismo -ah! me parece escucharte decir qué aburrido- a menos que esté bajo alguna superficie o luz de algun color que sólo cambie eso, la forma o el tono en cómo lo vemos y percibimos. Pero ten paciencia, porque si no lo sabes la fotografía es de mucha paciencia, por más prisa que se tenga siempre necesitas el tiempo necesario, para hacer que un fracción o varios segundos juntos, sean eternos.*  Cómo si esa sensibilidad que ve el fotografo, intangible a muchos y sólo visible a través del visor; -si por el live view no se vé o hay lag de la realidad lo cual representa una posibilidad de censura- naciera al mundo, y el médico que recibe este bebé, está oculto tras esa pequeña caja oscura, tímido, porque él sabe que ve más allá. es ahí en donde radica parte del gusto por algo que en pernne status quo, donde quien no se queda quieto, ante una buena footgrafía es el espectador.  y cómo diria uno de los genios de la semmiótica, la fotografía es una obra de arte abierta, porque permite salir, entrar, moverse sin límites... ahí está la fascinación de una obra de arte en apariencia estática cómo la fotografía; lo que permite que el espectador acceda de una vez por todas a una nueva nocion de arte, que se mueve y no puede ser vista.




La fotografía es la síntesis de la escultura, de las trés dimensiones. por que a pesar de su bidemnsional la profundidad polisémica que puede tener una foto per sé, o por algún modificador de sentido, como un título -por eso algunas fotos mias no tienen título-la iluminación, el motaje o la manera en cómo se le presente la experiencia al observador podrá detonar la imaginación o realidad de aquel que se para frente alguna fotografia.  Sin que alguna foto, sea cualquiera.

¿por qué place una fotografia? ah vasto interrogante te has decido plantear para prorrogar la existencia. acaso sabes tu ¿porque te gusta? acaso entiendes el devenir de esos mínimos lapsos de tiempo, que aunque esternos —más de 30 segundos— son aun efímeros. acaso entienes la sintonia para que suceda la sincronía entre quien observa —el vouyer— y quien crea la obra para su deleite. ?¿es acaso una reacción de igual modo química ese gusto por lo que se ve? existen muchas variantes de conocimientos especializados hoy en día que son capaces de explorar a fondo y diseccionar casi de modo infinitesimal el por qué gusta una fotografía, pero, me atrevo de modo intuitivo a afirmar con cierta duda, que la puerta que hay que abrir para que se revele la ciencia cierta del por qué gusta una fotografía, puede ser vetado a muchos más de los que podríamos imaginar a simple vista.



Inicié afirmando que era pura subjetividad, con un comentario que sembraba la duda, al respecto, pero la trenza roja que anida el punto donde todo lo que conoces y desconoces, se unen para darte el gusto de decir "esta foto me gusta" es incierto.



*en esto ultimo parece yacer el gusto de algunos fotógrafos y fotógrafas por el sci-fi que posee ruptutas temporales.

jueves, mayo 09, 2013

A veces, pienso así, pero no por hipócrita. ¿cómo?

Hoy le pregunté a  Nissan Pérez de Israel  Conservador Jefe de Fotografía del Museo de Jerusalén. si el creía que la labor del fotografo de guerra sí ha influido en la sociedad para mermar la necesidiad de que una idea pelee contra otra en otra idea, es decir, que una idea politica, economica, social, natural, pelee contra otra idea de igual o diversa índole -a veces una no tiene que ver con la otra- en una guerra. y con un rotundo "sí", me contestó mencionando una foto que circulo entre estudiantes, y de manera underground en diversas esferas sociales, y esto fue lo que llevo a la calle a muchos estudiantes y personas a marchar en contra de la guerra de Irak.

Ahora bien, esto, da cuenta de cómo los medios en colombia nos tienen educados al horror, a la muerte, a la sangre y no propiamente para donarla. E impávidos, miramos la muerte en la televisión como lo han dicho mucho teóricos, no me gusta el pleonasmo, pero es anecdótica la muerte ya en colombia. La dictadura en colombia es silente, ramplona, y a puerta cerrada. los proyectos de ley se pasan a los distintos artifices encargados de firmar, quienes encerrados y hasta amenazados leen en grupo, para evitar ser contaminados por algun punto de vista de otro partido politico. pero la corrupción toca a la puerta, con violencia, y exige la devolución de un documento firmado. el cual rechazan firmar aquellos encerrados, pero amenzantes los otros, los que redactaron el proyecto se niegan a estampar su rúbrica, pero en primera plana sí son publicamente relevantes -aquellos que no firmaron el documento pero si su muerte- para las mordazas que las imagenes fijas o en movimiento imponen al pueblo cada mañana para que no hable o para que tema. o por ejemplo, que voluntarios y estudiantes politicos que fueron llamados para mediar el conflicto armado por su excelente desarrollo académico, no sean llevados a dicha tarea por ser menores de edad. pero en alguna reunion de peces gordos, los mismos estudiantes tienen que velar por la integridad física y moral de sus compañeras porque son asediadas por el enjambre de barracudas, que de alguna forma instantánea han perdido sus kilos de mas y raudos revoletean en cardúmenes alrededor de las sardinitas, como si sus manchados y deformes cuerpos fuesen dignos de semejantes bellezas, digamos que todas son mayores de 21 años, para evitar decirles pedófilos además. me levanto de la silla del transporte público masivo, está a punto de finalizar la hora en que sigue funcionando. me despido de quien me acaba de contar parte de lo aquí escrito; miro al publico presente y en voz alta pregunto:

- ¿Han escuchado que así como son tus pensamientos, es tu vida? tengan un buena noche.

Las miradas me miran o no lo hacen, las bocas hablan o no. son cuerpos, que expresan sus pensamientos, son sus vidas, en sus cuerpos que se manifiestan. Voy de camino a casa, en sielncio, en extasis. debo dormir. suena paco de lucia con camaron en una habitación en la que dos amantes bailan.




http://fotomuseo.org/fotografica_2013/encuentro_teorico.html


lunes, enero 21, 2013

La importancia de la mirada

Cómo fotógrafo es algo que debería conocer sobre manera, pero hoy, durante el partido de dobles en el mundial juvenil de tennis del country club en Barranquilla Colombia, pude ver que del mirar no me las sé todas. MIentras realizaba parte de mi trabajo como fotografo y disfrutaba el buen tenis que jugaron la israelita Patiuk como dupla de la gran promesa Ecuatoriana Doménica Gonalez,  quienes se impusieron sobre Angeles Paz (perú) y su par Steffensen (usa).


El partido finalizo con un ajustado Tie break, que acompañado del inclemente sol calcinó los nervios tanto de jugadores como asistentes.
En el tenis, la importancia de la mirada radica en que no importa qué haga el jugador, hacia dónde corra, o cómo intente golpear debe a como de lugar, seguir la pelota amarilla con la mirada, como si fuese su pareja de baile en otras manos durante una gran fiesta; 


en este orden de ideas si aprecian con detalle las fotos podran notar y sentir que la mirada de un buen jugador o una buena jugadora de tenis, siempre seguira la bola para poder pegarle y  ponerla justo donde quiere para vencer. Como Doménica quien en ningun instante despega los ojos de la esfera. Es un gran triunfo para ecuador y se espera un gran partido el día de mañana con quien avance en el cuadro, en el juego de esta noche, para definir la final mañana domingo. 




La confianza en el otro permite mirar el resto del juego









domingo, agosto 26, 2012

Reunidos algunos apasionados de su que hacer.



La conversación venía en un juego absurdo y sin precedentes de metáforas cuánticas y otras simbologias, ambas,  cargadas de contenido erótico. Las pieles aunque quietas y al viento, sudaban.

         - Hoy tengo una atracción rara hacia el análisis
            y no es literal,  es simbólico.

         - eres un gran agujero negro en el universo
           y atraes toda la masa creativa del mio.

silencio, todos apartaron la mirada donde nadie se veía con nadie-


         - ¿Puedes vibrar como un violín punteado por un arpa?

        - Puedo -Su respuesta fue Categórica-


        -Eres música viva no compuesta y letras por escribir.

        -¿fotos?.

        -Un instante es el máximo reto para captar todo cuanto eres.

        - ¿será posible?

        -Es posible

        -¿Has visto fotos que te gusten mucho de personas
           o personajes que admires?

        -Si, Hay un libro Genial sobre lo que mencionas

       -La fotografía es
        la máxima escritura simbólica del estatismo comunicativo



vibraron colectivamente, fue orgiástico y mental.

domingo, febrero 05, 2012

Una fotografía antes dormir



La fotografía de guerra, nos deja absortos, por más poca estética –digan algunos– que pueda tener. Pero esa obnubilación en la que es capaz de sumergirnos este tipo de imagen o documento, no es más sino el interrogante, de hasta donde puede rayar la humanidad –individuo o en plural, más no todos, por ahora– en el absurdo; donde la persona que tenemos al lado no es sino una victima o un poder sacar partido para.
Nachtwey, no lo conocía, y si lo conocía a través de sus imágenes no sabía su nombre –suelo ser malo para ello–. Es realmente desconcertante el carisma que ha de tener para poder lograr la cercanía que consigue, sin una sola palabra, para que quienes fotografía no se sientan ahuyentados por tal artefacto en manos de semejante extranjero. y es que Nachtwey, si acaso pasará como local en los estados unidos; no pareciese pertenecer a esta tierra, y arguyo esto valiéndome de los tantos escritores que escriben sobre la vida extraterrestre infiltrada para lograr que la tierra, y per se, el universo mejore. Tarea dura, en la cual James Nachtwey parece haber embarcado hace ya unos años. No me compete dilucidar si ha dado resultado la infiltración extraterrestre o no.[1]

Entremos a lo que nos concierne realmente y dejemos la fantasía a un lado ­–ardua labor–; para tal fin citaré el ultimo interrogante de una cita que Philippe Dubois hace en el segundo capitulo de su libro el acto fotográfico.

¿Con qué puede tener algo qué ver una fotografía una vez sacada?[2]

Planteándonos tal interrogante desde el contexto de guerra, de conflicto, de desigualdad, de pobreza, del hambre y tantas cosas que acosan –y no es pleonasmo aunque parezca– quizás ese sacada al que se refiere Denis Roche, es “sacada” del contexto al que pertenece, ya, que como es bien sabido, la fotografía tiene la capacidad de mostrar las cosas de una forma que no es muy amiga de la hermenéutica, cuando se muestran un par de fotos. Entonces la relevancia hacia la que quiero encaminar este corto texto, es de cómo una vida dedicada a un solo foco, puede hacer que partes divergentes –fotografía y hermenéutica[3]– converjan en punto tras muchos o más bien años de ejercicio bajo una misma luz; para estas líneas, la fotografía de guerra.

Dejando atrás toda la retórica de la academia, y volviéndome simplista –en términos coloquiales[4]– todo lo anterior se reduce a decir, que para hacer fotografía de guerra –sin que sea guerra, aquella de las balas– hay que tener coraje, hay que tener un gran temple, una gran sensibilidad, tiempo
–aunque parezca muy poco– y sobre todo hay qué saber qué sucede, por qué sucede, y cómo sucede aun cuando las fuentes que se usen para saber los tres interrogantes preferidos de un reportero estén matizados u amañados, que a larga para la generalización del presente texto son lo mismo.

Fue posible evidenciar que la fotografía de… cualquiera de la antes mencionadas, no es lo crudo, ni la sangre, sino el sentir que la imagen puede trasmitir[5],  que es ese algo que no vemos en todo cuanto es crudo. Es la sutileza con que un artista de la información, como he querido llamar a Nachtwey, trasmite todo cuanto quiere con ánimos de generar un cambio, quién a diferencia de muchas publicaciones y fotógrafos, no menosprecian a sus espectadores. O lectores.

… señor Nachtwey, ...no es mucho lo que puedo ahorrar… pero aquí le envío 20 dólares que quiero donar para la familia que vive al pie del ferrocarril… mientras pueda lo haré cada mes…
Fragmentos de la carta de un lector refiriéndose a aquel que perdió un brazo y una pierna… y sobre todo su familia.



[1] Enrique barrios, con su trilogía Ami el niño de las estrellas. Ed. Errepar.
[2] Denis roche, 1978. Citado por Dubois
[4] Que dentro de la academia debiera ser, minimalista, reduccionista, pragmático u otro.
[5] El objeto existe realmente –ese sentir– y el index contiguo al signo del que emana. Dubois, Philippe. El acto fotografico. Paidós comunicación

martes, agosto 30, 2011

¿Qué es “letras cómo haluros de plata”?


Letras como haluros de plata nace hace poco mas de dos años y medio, inspirado en los grandes fotógrafos, que además de buenas fotografías, también participaron activamente en el desarrollo de la fotografía desde su teoría, posibilidades, experimentación y no mucho menos importantes: letras.
Letras que dieron fuerza al imaginario de lo fotográfico, que sentaron bases académicas, críticas, conceptuales y estéticas. letras que deformaban la imagen hasta el punto de hacerla inteligible o la resaltaban suntuosamente.
Durante mi paso por la academia –porque también fui fotógrafo por fuera de ella- pude acercarme a varios libros sobre la fotografía, sobre su acto, sobre sus que hacer, sobre su ciencia y más de una vez, “me maraville al límite del maravillamiento”1 con textos que hallé de fotógrafos como Man Ray, Cartier Bresson, Ansel Adams, Minor White o Fontcuberta, así como otros escritos por quienes tenian una relacion indirecta con el acto fotográfico, o eran el acto en sí mismo.
A través de este blog, quiero darle continuidad a la historia de los grupos de creadores, artistas, fotógrafos, escritores, abogados, desocupados entre otros, que se reunían a charlar de cualquier tema de su interés, en este caso, el interés es la fotografía, sin por eso dejar por fuera a personas que no sean fotógrafos o afines por profesión.
Está abierto el diafragma (orificio dentro del lente por el cual entra la fotografía a la cámara) para que ustedes (la luz) puedan entrar y dibujar con sus letras (la imagen) en el plano de enfoque (campo de comentarios o entradas propuestas) para que quede registrada en la película de haluros de plata o el sensor (Este blog)
La inspiración de aquellos que ya han escrito y la necesidad de decir algo más sobre la fotografía, o sus distintas instancias me llevaron insoslayablemente a crear este blog en el cual los haluros de plata en los cuales se fija la imagen que se quiere compartir son las letras y este blog mí película para exponer.
1 Forma de expresión usada en las mil y una noches

martes, agosto 16, 2011

Ella rompió el silencio.


desde la cama, mi cámara levantó la mirada, y con el diafragma entreabierto, preguntó.
- ¿por qué ya no sales tanto conmigo?
Un gran rayo de luz sobrevino en mi mente, y cualquier palabra fue velada.
tras un oscuro silencio, sólo pude levantarla entre mis manos, sonreir y dispararme.
ella supo que algo estaba cambiando en ese instante, ella, silenciosa, se descargó de la felicidad